Related Posts Widget for Blogs by LinkWithin

¿QUE OPINA EL PRINCIPADO DE ASTURIAS, DE LO SUCEDIDO EN TRUYÉS O LOS BALAGARES?


Buceando en viejos temas que tenía guardados me encontré con una caso singular que creo que debeis saber. La empresa Dolobay Erma, destruyó el valle de Truyés (Corvera de Asturias) para la construcción de la urbanización privada de lujo“Los Balagares”, que se comenzará a entregar en septiembre de este año. Para eso expropió a la fuerza a los vecinos de esa zona rural ante la pasividad de la administración asturiana.
Dolobay destruyó ilegalmente y sepultó como si fuera escombro dos hórreos de más de 300 años y una panera de ocho pegollos. Como esos hórreos sólo queda otro similar en toda Corvera y muy pocos en toda Asturies. Eran de alto valor etnográfico y cultural, reconocido por historiadores de prestigio como Gerardo Días Quirós, premio PATAC 2006. Estaban protegidos por la Consejería de Cultura. La empresa Dolobay gozó y goza de la permisividad y apoyo del Ayuntamiento de Corvera. Los vecinos tienen miedo de que ni siquiera se llegue a multar a la empresa y a obligar a reponer lo destruído.
Eso sólo se explica desde un acto increíble de chulería por parte de la empresa y su total desprecio a la cultura de todos los asturianos. Esta empresa se encuentra envalentonada por los apoyos que le brindan en el ayuntamiento y algunos individuos de distintas consejerías. Además, no acató la Ley de Patrimonio ni la de Medio Ambiente.
De la perdida de estos elementos etnográficos se puede culpar al Concejo de Corvera, pero tambien la culpa se debe hacer exensiva a la Consejería de Cultura y al Jefe de Patrimonio de la Consejería, que reconoce que autorizó que se desmontaran y almacenaran los horreos y paneras, pero no la destrucción que se hizo. Sin embargo tampoco hicieron nada para evitarlo, ahora imponer multas no nos va a devolver el patrimonio.
Por si no fuera poco esto, se llevaron por delante también: – lavaderos y casas centenarias, las sepultada haciendo que desaparezca con ellas una parte de Truyés con más de 200 años de historia. – no respeta a los vecinos de Corvera, ya que expulsó a los de Truyés de toda la vida para traer otros que compren sus chalés de lujo. – no respeta la naturaleza ya que destruyó toda la pradería, manantiales, bosque de rivera y todos los animales que en ellos vivían. Algunos incluídos en el catálogo de especies protegidas del principado. – no respeta el paisaje, puesto que realiza grandes movimientos de tierra que modifican los contronos del horizonte con el gran impacto visual que esto conlleva, deteriortando el entrono del embalse de Trason que tan apreciado es por los vecinos para su esparcimiento. – no respeta la forma de vida de muchos, así expulsa definitivamente la ganadería de la zona, de la que viven varias familias y encuentran el complemento de su renta otras. – no respeta los caminos y carreteras públicas de uso vecinal, como es “La Estrada”, utilizada por multitud de vecinos para pasear y practicar deporte.
En Truyés, que existían elementos culturales a proteger , y si nos ponemos a enumerar todos los elementos etnográficos a proteger, que la Consejería de Cultura dictaminó como protegibles, el núcleo más antiguo del pueblo de Truyés, está totalmente protegido tanto por diferentes artículos de la Ley 1/2001 como por la Disposición Transitoria Tercera de la citada ley. Por tanto cualquier actuación sobre el mismo “requerirán autorización de la Consejería de Educación y Cultura “ (Disposición Transitoria 3ª, Ley 1/2001, Patrimonio Cultural).
Derribar historia sale barato, sobre todo si tienes una concepción estética tan delirante como la de Marbella y una Administración como la asturiana que deliberadamente mira hacia otro lado. Esperemos que la futura normativa del Principado para la conservación de los núcleos rurales salve de actuaciones como ésta a muchos pueblos amenazados de Asturies, aúnque yo lo pongo en duda por los intereses urbanísticos que demuestran nuestros políticos a diario.
No obstante pase lo que pase, para Truyes y para otras ya sera demasiado tarde.

2 comentarios:

Arbeyu dijo...

Muy interesante. Dime por favor si nos dejas reproducirlo en el web de uno de nosotros dedicado a patrimonio industrial de Asturias www.monsacro.net

Puedes escribirnos a fsc@monsacro.net

(En breve te enlazaremos desde aquel y Arbeyu.com

Anónimo dijo...

Yo ya he escrito sobre el tema en otro de los post del blog. Vivo muy cerquita de alli y os puedo contar algo mas sobre el caso. No solo se han cargado patrimonio cultural, sino arqueologico. En un libro editado por el propio Ayuntamiento hace unos anos, Truyes aparecia como una de las zonas mas antiguamente pobladas del municipio ya que el toponimo hace referencia a la "villa de Turulio", un personaje de ascendencia romana. Posteriormente aparece su nombre en varios documentos historicos. Total, que la historia del citado sitio se remonta, al menos, unos dos mil anos. Pero nada detuvo a la pandilla de sinverguenzas de Dolobay y el alcalde, Sr. Belarmino Moro, de destruirlo todo a conciencia. No solo destruyeron las praderia en cuanto pudieron, sino que incluso amenazaron con palas y desaucios a los pocos que quedaban alli. Una de las personas que no querian irse cogio una depresion de aupa y ha muerto hace poco en un accidente laboral. Han desviado el cauce de un rio que pasa por la zona y los vecinos nos enfrentamos a continuas inundaciones cada vez que llueve mas la posible contaminacion de las aguas subterraneas (y que va a parar a nuestros grifos). Todo ello negado por el Ayuntamiento. Al protestar nos enfrentamos a un nuevo expediente de expropiacion con la excusa de construir una glorieta. No tienen dinero para pagar lo que piden los vecinos? Van a echarnos a todos del pueblo con el fin de traer madrilenos? Toda esta gentuza deberia de estar en la carcel por inmorales.